jueves, 2 de mayo de 2013

Ese Monstruo

Me clavas las palabras a fuego en la espalda llenas de amor. Me confundes y haces que olvide todo por unos minutos. Me besas el cuello sin jurarme amor eterno. Quieres romper mis vaqueros, pero yo no te dejo. No me mires con esos ojos, no es mi culpa. Me suplicas en voz baja pero no puedo oírte. Intenta encontrarme y salvarme, porque estoy en la oscuridad y no sé salir. No te alejes, no te vayas, por favor. No quiero convertirme en ese monstruo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario