jueves, 2 de mayo de 2013

Dentro de ti

Y al cabo de unos cuantos años, sigo dentro de ti. Sigo estando en tu sangre, en tu aliento, en tus huesos. Incluso en nuestras peores noches te seguía queriendo con todo mi corazón, no habría cambiado nada ni por todo el oro del mundo. Y ahora que no estamos juntos, sigo sosteniéndote entre mis manos, intentando hacerte sentir mejor. Y daría lo que fuese por volver a ese tiempo contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario