lunes, 29 de abril de 2013

El Abismo del que no hay Retorno

Déjame que te cuente un cuento que todavía no ha sucedido. Una historia en la que ambos somos protagonistas de algo maravilloso que no tiene fin. Te hablo de un futuro en el que ser feliz. Te describo momentos aún inexistentes y coloridos en los que nuestros besos curan todo mal. Mis besos -sí, esos que son como arañazos y agujas que hacen otra sutura en mi pecho- ya te están echando de menos, mis labios te buscan, cariño, pero no tengo ni idea de adónde te has ido. Estoy mas que perdida cielo, soy un ancla que arrastran por el fondo. Las alas has desplegado y aquí me has abandonado. La felicidad para mí ya a ha acabado. Pero me alimento de sueños para que calme mi dolor, de sueños coloridos que me prometen un futuro mejor, en el que tú vuelves a buscarme con ella, con la pequeña. Pero si estás esperando a que de un paso en falso, llevo zapatos con púas hechos de hierro, y si caigo, caigo al abismo del que no hay retorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario