lunes, 10 de junio de 2013

Echar de menos...

Echo de menos tu pelo largo y la visión de tu pálida espalda; tus manos haciéndome cosquillas y tu boca besando zonas prohibidas. Las tardes de calimocho y de chupitos de crema de orujo sobre el sofá de cuero, desnudos. Las risas contra tu hombro, los suspiros contra mi pecho. Manchar unas sábanas caras de seda con pintalabios de color rojo coral. Los regalos sorpresa y los nuevos tatuajes. Abandonamos nuestros sueños en una cama de hierro. Las primeras charlas sobre política, los primeros cigarrillos fumados en pareja. Echo de menos esos días de verano en los que buscábamos cualquier excusa para poder vernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario