martes, 21 de mayo de 2013

Tú y tus maneras de ser

Me gustas cuando besas mi espalda, cuando besas mi nuca, cuando besas mi cuello. Me gustas cuando me guiñas un ojo acompañado de una fugaz sonrisa, me gustas cuando ríes en mi oído haciendo estallar los colores que nos rodean. Me gustas cuando niegas mi admiración por tus diminutas pecas, cuando hundes tu nariz en mi pelo. Me gustas cuando me cuentas historias y sonríes al ver mi cara de fascinación. Me gustas cuando bebes de tu copa y me la ofreces, me gustas cuando me insistes en sacarme a bailar al rodearme la cintura con tus brazos. Me gustas cuando te me acercas por la espalda, me dices en voz baja que tienes hambre y por sorpresa, me acaricias los pechos preguntándome en un susurro si son tu cena. Me gustas cuando me sientas entre tus piernas como a una niña pequeña, y recostada contra tu pecho, mientras me cuentas tus cosas, pasas directamente el cigarro que estabas fumando a mis labios. Me gustas cuando me pides que encaje mi cuerpo contra el tuyo, con cara de dolencia, como si te fuese necesario para vivir. Me gustas cuando me pides ayuda con los idiomas, me gustas cuando te desnudas emocionalmente ante mí, me gustas cuando alabas mis trabajos. Me gustas cuando me llamas "Buu", con ese aire infantil que hace que me reblandezca y me llene de ternura. Me gustas cuando me salvas de la fragilidad de mi felicidad. Me gustas con tus defectos. Me gustas con tus problemas y tus inquietudes. Me gustas cuando lloras en mi cuerpo, me gustas cuando me cuentas tus miedos. Me gustas cuando finges ser un caballero de la época del medievo y hablas conmigo como un juglar. Me gustas cuando les dices a todos lo increíble que soy, me gustas cuando escribes poemas que hablan de mí. Me gustas cuando haces estallar mi risa, me gustas cuando eres como mi hermano mayor. Me gustas cuando eres mi máxime protector. Me gustas cuando la opinión de los demás no te importa y sólo la mía es la que te interesa ver, cuando a ojos míos quieres creer. Me gustas cuando me escuchas y me pides que te fabrique cuentos. Me gustas cuando desatiendes tus obligaciones porque necesitas hablarme o verme. Me gustas cuando me llamas por teléfono porque necesitas oír mi voz. Me gustas cuando me consideras tu mayor heroína de cómic. Me gustas cuando afirmas que soy yo quien te inspira y te alienta a continuar luchando. Me gustas cuando te tomas en serio una boda ficticia. Me gustas cuando haces planes de futuro que me incluyen en tu vida. Me gustas cuando me haces partícipe de todo cuanto acaece en tu día a día. Me gustas cuando a besos vas curando los moratones de mi cuerpo. Me gustas con tus imperfecciones; me encantas cuando sales a gritos a la calle, a boca de revolución. Me enamoras tú -y tus maneras de ser-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario