lunes, 13 de mayo de 2013

No más tuercas

Con una aguja dibujas en mi piel una cruz diciendo que eso me salvará. Yo te pregunto en susurros por qué no eres capaz de mirarme a la cara, pero no respondes. En la camilla buscas mis ataduras para encadenarme aún más fuerte y que no huya. No quiero que tus hilos pasen por mi cuerpo. No quiero más tuercas en mi cerebro, no manipules mis pensamientos. No necesito otro hombre disfrazado de cordero que se dedique a cambiar como pienso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario