domingo, 5 de mayo de 2013

La tierra de tus pulmones

Recogí la tierra de tus pulmones
los vacié y metí mis besos en tus cajones.
Rozaste mis muslos con tus yemas
y llegué a pensar: "al tocarme se quema".

Con tus manos te agarraste a mi cadera.
como si viajásemos por una carretera.

Tienes sed de mi boca,
tienes sed de la lujuria de entre mis piernas;
con una mirada me vuelves loca,
desatas a la fiera.

Entras en mi boca,
deslizándote como hielo.
Me conviertes en roca,
gritándole ambos al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario