miércoles, 1 de mayo de 2013

Gaia


Hojas que me envuelven, entre las entrañas del bosque despierto. Mis ojos camuflados entre el musgo vigilan cualquier movimiento. El cuerpo está entre raíces, esperándote. Sigue las huellas de osos pardos para encontrarme. En los claros es mil veces mejor el sexo, pues entras en contacto con el suelo y latido por latido, Gaia te va oyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario