lunes, 22 de abril de 2013

Túneles: Hiedra y Alma

Me has abandonado en el laberinto, y yo trepo por los altos muros para seguirte pero la hiedra atrapa mi cuerpo y lo empuja contra el suelo. Mis huesos se resquebrajan mas mi alma logra huir, persiguiendo tu preciado cuerpo. Mientras te sigo, voy pensando en lo cruel que has sido. Voy caminando tras tu espalda, interesándome y protegiéndote; a pesar de todo. Aunque mueras de frío, voy a estar ahí cubriéndote. Entraré dentro de ti, como tú hacías conmigo y coseré todas las heridas que te han provocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario