domingo, 24 de marzo de 2013

Nunca debí besar tus labios

Quizá no te merezca. Quizá nunca debí besar tus labios. Creo que hice mal en regalarte mi corazón ensangrentado por San Valentín. Y ahora no tengo la opción de que me lo devuelvas, porque ya no soy persona. Soy una brisa que nunca te has atrevido a respirar. Una brisa que acaba de contaminarse con tu rechazo, con tu conformidad. Soy viento que nunca dejarás acercarse a tu cuerpo. Soy un pequeño vendaval que desea acariciar tu corazón una vez más. Soy un huracán que sacrifica toda su energía en acunarte y decirte “no pasa nada, todo irá bien”. Soy aire que no se conforma solo con ser aire, soy aire que desea ser persona, tu sonrisa y tu alegría, el motivo de tu existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario