lunes, 4 de marzo de 2013

Despertar En Una Madrugada De Verano

Montañas de diamantes
que no logran conquistarme.
Mi vestido rojo no me apasiona,
llevo llamas por corona.

Tenía a Odín por mi padre,
pero salí un completo desastre.
Voy a gatas hasta tu cama,
no pidas que me comporte como una dama.

Voy comiéndote la boca,
voy quitándote la ropa.

Poquito a poco,
voy a volverte loco,
dártelo todo
con un beso tonto.

Desnuda, me vas admirando,
me vas acariciando,
me vas besando,
me vas follando.

Vamos a acabar sudando,
vamos a acabar soñando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario