sábado, 23 de marzo de 2013

Tus Besos No Pueden Parar Esto

En mi espalda hay versos escritos para ti, justo entre las alas. Me haces permanecer en mi nube rosada, en mi santuario, totalmente relajada... Hasta que oigo el sonido de los tanques y las metralletas, caigo de golpe en la Tierra. Me arrancan las alas y grito de dolor; me hostian, me insultan, me violan, me ponen de rodillas, desnuda ante todo el ejército: me disparan al corazón y muero. ¿De qué sirven tus besos si no pueden parar esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario