domingo, 17 de marzo de 2013

Perdiendo el Control

Porque exploto y reviento sin control alguno, no mido el tiempo ni la situación. En peligro de extinción constante, contando con los dedos el tiempo que falta para reventar de nuevo. Y el peligro salta de nuevo, las alarmas se encienden y las chispas se producen; sale despedida la rabia, sale despedida el alma. Y las lágrimas afloran hasta hacerse flor, los malos sentimientos echan raíces en el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario