viernes, 15 de marzo de 2013

Habrá Otros Corazones Que Te Puedan Curar

Sé que estás mal. Te lo noto, es como una fría losa que arrastras tras tus pies. E intentas ocultarlo, como yo en su día hice. Pero es muy difícil y cansado, acabarás tirando la toalla, ya verás. No es que lo desee, es que sé que pasará, yo he pasado por eso. Y me encantaría poder ayudarte, pero no te dejas, no confías en mí. ¿No te valen dos años y medio de relación para confiar en mí? Es que con eso, solo te puedo decir: Recuerda que siempre habrá corazones que te puedan curar, pero no los que tu crees. Esos solo valen para ponerte peor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario