viernes, 22 de marzo de 2013

El Beso Más Fiero

Abres lentamente tus ojos de color miel, son unos ojos grandes y bellos. Te veo desperezarte como una gatita, sonríes para mí, que delicia de sonrisa. Agitas tus alas traslúcidas y rosadas, y con ello, apartas las sábanas que nos separan. Te pones sobre mí, a horcajadas y tus labios rojos se posan sobre los míos, dándome el beso más fiero que nunca haya existido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario