domingo, 24 de febrero de 2013

Túneles: Demencia, Furia y Desolación.

En los profundos túneles oscuros de la tristeza y la depresión no hay luz, sólo bruma. No hay gente ni sociedad, sólo soledad. Es un laberinto intrincado del que no hay salida. Los pasillos son estrechos y a veces no tienen salida, así que hay que tener cuidado de no errar al escoger cual seguir; huelen a hospital, son idénticos a los del psiquiátrico del que he escapado. ¿Por qué no me rescatas, Revolucionario? Furia y Demencia se pelean por devorar mi cuerpo y mi alma, pero la señorita Desolación ya me arrancó el corazón hace tiempo. Vago sin rumbo fijo por estos caminos subterráneos a la espera de que aparezcas, con la suficiente sangre para mantenerme viva y tu espada llameante, combatiendo todo mal que me ocurra en es este espectral submundo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario