jueves, 17 de enero de 2013

No Soy Otro Prototipo Plástico

<<Taint your make up / It's not a mirror
Where you can touch / your ordinary shadow>>

Así comienzan los primeros versos que escribí en inglés para la composición "Ladies".
Hoy hago un llamamiento a todas las personas de esta sociedad que han sido juzgadas por cualquier motivo.
¿Estáis de acuerdo con qué gente similar a vosotros os juzgue? Yo creo que no. Pero la culpa no es suya, sino de esta sociedad.


Hoy día, gracias a la in-culturización que recibimos por parte de esta sociedad crítica, hay gente que vive día a día con depresiones y problemas que otras personas han causado.
No sólo hablo del racismo o de la xenofobia, también hablo de discriminar a las personas por su orientación sexual, religión, gustos; por su físico, su inteligencia, sus ideas.



<<Put on more blusher / in your white cheeks
Don’t note that / there were bloody tears>>
"Ladies" por Mayo Williams

Juzgamos al diferente sin darle una sola oportunidad. ¿Tanto importa la música que escuche o como vista para decidir si es buena persona? ¿Tanto importa el color de su piel, su religión o el país dónde haya nacido para poder llevarte bien con esa persona? Claro que eso no importa, pero es lo que te han enseñado.


Damos demasiada importancia a lo que piensen los demás sobre nosotros. Y esas cosas no pueden ser así. 
Damos más importancia al dinero que tenga una persona y a su imagen que a su inteligencia y personalidad. Esto debe de empezar a cambiar ya.


Hoy, 17 de Enero de 2013, lanzo este mensaje, a modo de concienciar que esta sociedad debe de cambiar. Me he pintado la piel con todos esos colores. Representa la igualdad que debería de haber en cualquier sociedad moderna, que todos somos iguales independientemente de a quién amemos o de las creencias que tengamos. Ya sé que es difícil dejar a un lado los prejuicios que nos han metido en la cabeza, pero hay un montón de gente diferente ahí fuera que se siente sola y que es genial. No digo que todo el mundo sea buena persona, pero hay que intentar dejar de juzgar.

El bullying en los colegios debería de empezar a dejar de existir (y los profesores deben ponerle freno).
Tanto la violencia de género como la violencia doméstica, debería de ser erradicada de todo lugar, tanto hombres como mujeres y niños, siguen siendo seres humanos.                                                                                       
El racismo y la xenofobia no llegan a ningún lugar, y mucho menos, con la fuga de cerebros que está habiendo a día de hoy.
La orientación sexual de cada uno no debería de ser juzgada. Cada uno es libre de amar a quién quiera. Y en especial, a esas personas homófobas, les diría que ser homosexual o bisexual no es ninguna enfermedad, que sigues siendo una persona, como cualquier otra.
A todas esas chicas que padecen anorexia les diría que dejen de mirarse en el espejo y que encuentren a una persona que las diga de verdad lo geniales que son.
A toda persona que fue juzgada por ser inteligente, le diría que no se avergüence por ello. Ser inteligente es muy atractivo.
A todas esas personas que son más gruesas que los demás... una medida no debe deciros si sois atractivos o no, si sois interesantes o no.
A todas esas chicas que se echan kilos y kilos de maquillaje en la cara... dejad de hacerlo. Una persona siempre es más guapa al natural.

Espero que este mensaje cale hondo en todas aquellas personas que han sido juzgadas y en las que han juzgado.

Hoy no somos otro prototipo plástico de esta sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario