lunes, 31 de diciembre de 2012

Reflexión Social (Carta A Un Primate Con Poder Absolutista)


Más del 20% de la población española está en paro. Muchos de ellos ya están viviendo en la calle por la explosión de los desahucios. Hay gente que se pasea en un Ferrari y ni siquiera tiene nada que llevarse a la boca. Robos, violaciones y asesinatos están a la orden del día, pero siempre será mejor hacer una caza de brujas a gente inocente que enfrentarse a los delitos del día a día.

Se supone que somos un país fuerte y unido. La verdad es otra bien distinta.

Se supone que todo el mundo tiene derecho a una educación digna, que todo el mundo puede permitirse estudiar si así le place. La economía esta terriblemente mal, y para colmo, a esa gente que quiere seguir formándose, les suben las tasas de la matrícula de la universidad. Estoy segura de que no va a ser sólo una vez, de que lo volverán a hacer. En el lugar en el que vivo, esto quiere decir que sólo pueden estudiar los ricos, pues las becas son para unos pocos lumbreras y para niños pijos y ricachones que están haciendo una carrera por hacer algo.

Quitan el bachiller de Artes Escénicas. Este país no sólo necesita ingenieros, arquitectos, ni filósofos; también necesita artistas, pero artistas de verdad. Eso forma parte de la cultura que tanto se quiere censurar.

Oh, sí es verdad. Aquí el payaso de turno (también llamado “señor presidente”, aunque este rufián de señor tiene bien poco), habla de que todos somos iguales, que esta nación está unida y comprometida con sus ciudadanos. Menudas patrañas cuenta este mentiroso de turno. ¿Una nación está unida y comprometida cuando existe el racismo y la xenofobia? ¿Cuándo todos los días aparecen mujeres maltratadas? Usted no hace nada por arreglar ese problema, sólo lo incrementa con tal de no poner solución.

Usted habla de ser emprendedor… ¿Con qué dinero? El gobierno autónomo solo da una ayuda por dos años que no sirve de mucho.
Usted prohíbe la ley del aborto. ¿En qué siglo estamos, en el XVIII? Una chica violada de 14 años, con sus padres en paro y sin estudios, ¿piensa que puede criar a un niño así?  Muy difícilmente podrá hacerlo. Una pareja que vaya a tener un hijo y a ese niño se le detecten malformaciones o alguna enfermedad que afecte al aparato loco-motor antes de nacer, ¿usted les va a dar ayuda económica para ayudarles a enfrentar esos gastos que supondría tenerle? Se está equivocando al suprimir ese derecho, deje de ser tan católico y sea humano por un momento, póngase en las pieles de esas personas por unos minutos. Debería de sentir miedo si tiene corazón, si tiene amagos de sentimientos.

La gente que se da cuenta de que estamos prácticamente en una situación incluso peor que la de la propia pos-guerra, está cogiendo sus ahorros y largándose a otros países donde encontrar trabajo. Y hablando de pos-guerra… ¿cómo es que aún no se ha erradicado el fascismo? Ah, sí, es verdad. Que el fascismo es lo mismo que el capitalismo, que al mismo tiempo es un terrorismo social y ustedes unos asesinos.

No es fácil para una persona estar al frente de una nación como esta. Pero mucho menos lo hará de manera eficiente un gilipollas como usted.

Usted y sus colegas de turno, que “intentan arreglar el país”, deberían de temer al pueblo. No piensen que el pueblo les teme, estarían terriblemente equivocados.

En los institutos, sigue habiendo racismo. Los profesores y la dirección miran para otro lado. Un alumno se suicida, el instituto lo encubre. Una alumna sufre violencia doméstica y va a la dirección a pedir ayuda. Sólo recibe cuatro palabras de compasión y el número de teléfono de un psicólogo, además de taparlo y no notificar a los trabajadores sociales. Un alumno es expulsado por un robo que no ha cometido, ni siquiera le dejan defenderse, simplemente le expulsan porque a la directora le viene en gana.


Les daría una clase magistral de Historia, le hablaría de que esto se podría convertir perfectamente y en cualquier momento en una revolución (sí, otra) como la americana, la rusa o la francesa, pero ando justa de tiempo. 

Nosotros mismos [el pueblo] podríamos hacerlo mil veces mejor que ustedes. Tengan por seguro que es así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario