domingo, 23 de diciembre de 2012

Dunkerque, Départment du Nord.


Dunkerque, départment du Nord
Ciudad portuaria. Viejos normandos.
Hueso y sangre, el viento me trae al linaje.
Encerrada bajo las calles empedradas. Huele a salitre.
Pieles y vikingos. Restalla un portazo en una librería.
Pinceladas de color, capas de pintura sobre la sastrería.
Un pequeño Guillermo Tell comiendo manzanas rojas.
Nieve sobre mis párpados, escarcha sobre el corazón.
Nada, ninguna etiqueta sienta bien. Ni ese halo despreciante que exhalas.
Montañas suficientes para inmovilizarte no hay.
Sigues vivo en mí; igual que tu memoria, yo la he heredado.
No hay telaraña que atrape el humo de tus cigarros.
Abro tu vieja maleta de madera y encuentro libros y viejas hojas de papel.
Una vieja caja de puros guarda botes de tinta y estilográficas.
Viejas cartas, fotos en blanco y negro.
Mis lágrimas caen al suelo...
¿Que has hecho?
¿Donde te has metido, abuelo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario