domingo, 30 de diciembre de 2012

Collection of little Blood: No Past Land – Autobiography X


Vale. Iba de camino a casa de April, cuando me encontré con David. Me contó que un gato gordo les había intentado secuestrar, ayudado por Alicia que resulta ser mi ex mejor amiga, Alice Foster. Murió en un accidente de tráfico poco después de que nosotros muriésemos. April la había cambiado el pelo porque Alice se lo pidió. También han secuestrado a April con los demás refugiados, en total son unos 9079 secuestrados, ¿un número tan grande de víctimas no le dice nada a nadie? Creo que lo que les habrá ocurrido es importante y malo. Algo muy importante, porque David y yo hemos llegado a la propiedad de April, por no mencionar que su casa de campo estaba destrozada entera. David está intentando averiguar alguna cosa sobre la que podamos iniciar una búsqueda.

Le voy a ayudar, hasta nuevo aviso, que me aburra o encontramos algo importante, con cierto afecto y de manera seria (algo parecido al luto), MOPH*

Hemos encontrado algo importante y por eso he vuelto a abrir mi libreta-diario. Hemos hallado un hoyo en mitad del parqué del salón con el pentagrama invertido grabado en el fondo del hoyo, que por cierto es de unos dos metros de profundidad. David está intentando buscar más grabados en el hoyo o por su perímetro, pero en cuanto April vea lo que le han hecho a su delicado parqué, se va a enfurecer. David cree que han abierto las fauces del infierno, que Alicia (me negaré a pronunciar el auténtico nombre de esa puta) se ha llevado a todos los refugiados cómo tributo para que ella y el gato puedan volver a la vida humana. Ese condenado gato me parece muy… No sé, ¿engreído? ¿Mimado? Algo así. 

Mi gato está con Yumi, muriéndose de hambre porque nadie le da salmón ahumado, y mira, yo no intento secuestrar a medio zombieland para ir a darle de comer. Que se ocupe Yumi, que para algo estoy muerta y vive en mi piso. David cree que debe de haber algún manual o algo por casa de April, pues es complicado intentar de abrirlo. Oigo a David gritar, será mejor que vaya a ver que ocurre.

*Cinco minutos después.

David ha encontrado el maldito manual y está intentando abrir el infierno, para rescatar a Fatcat. Se acaba de oír un enorme crujido desgarrador y David me está llamando a gritos. Creo que lo ha conseguido. Espero que en el infierno este diario perdure y no se queme. David y yo seremos como dos súper Digimons, pero de los buenos. O algo más fuertes que eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario