viernes, 28 de diciembre de 2012

Collection of little Blood: Kiss My Elbow – Autobiography IX


A David y a mí nos encanta el jardín de Miss Fatcat de noche. Sí, lo hemos vuelto a hacer otra vez.

Alicia es una especie de criada-enfermera, y por lo visto muy asustadiza, porque siempre que nos ve a David y a mí se echa a temblar y a tartamudear, y no es capaz de mirarnos a la cara. ¿Tanto miedo damos?

Los pacientes que hay en el refugio son bastante majos y charlatanes. Uno de los cientos que hay allí empezó a decirme que me parecía muchísimo a una vieja amiga suya, y lo siento mucho por este paciente, porque su rostro está desfigurado entero y creo que había perdido la cabeza. Se llamaba Brian Hankk, creo recordar. Y yo no conozco a nadie por ese nombre, al menos que yo recuerde. 

Mañana o al anochecer iremos a visitar a April. Creo que le llevaré unas vendas, porque según lo que me contó uno de los pacientes más antiguos del refugio, su aniversario es mañana u hoy, depende de cómo se mire; porque según me dijo Rudolff es unos minutos después de la medianoche. También Rudolff me contó que la comida favorita de April es la tarta de lima. Así que también se la prepararé, aunque aquí la tarta sea blanca en vez de verdosa.

David y yo ocupamos la misma habitación. Sobran muchas, pero no queremos ocuparlas innecesariamente. Necesito algo que leer, o cantar, o algo. Por cierto, David ha decidido ponerse a investigar algunas cosas, como si podemos volver al pasado, y esas cosas. David está ahora mismo en el estudio. Y me he dado cuenta de que aquí, en el refugio hay 9078 pacientes refugiados. FLIPANTE. Me iré a supervisar a Alicia. Hasta después del aniversario de muerte de April.

Poco antes de la puta medianoche*

Vale, estoy asustada y soy presa del pánico. Todos los refugiados han desaparecido, y David también. No encuentro a Alicia. Y mi tarta de lima también ha desaparecido. Debo informar de esto a April, ahora mismo. Todavía no es media noche, pero la iré a visitar de todas maneras. Espero regresar con un poco de vida y sangre nueva. Y también con mi tarta de lima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario