martes, 11 de diciembre de 2012

Collection of little Blood: Gone, play on. - Autobiography II


Jo, tío. Tengo un hambre flipante. Esto no mola nada. Aquí no hay comida. ¡Y me muero de hambre! ¿Qué coño puedo comer estando en coma? Qué mal. Me rugen las tripas. Ha pasado sólo una semana desde que escribí la última vez. Y tan sólo he cumplido uno de los tres puntos importantes que dejé anotados la semana pasada. Qué mal, soy un asco. Sólo he cumplido el punto dos, y encima a medias. Soy una vaga. Intentaré buscar a alguien por esta delgada línea a la vez que busco comida.

Han pasado ya…, media hora desde que escribí eso último. He encontrado a un tío, idéntico a mi (me refiero a que estaba en coma), y me ha dicho que este hambre que tengo se me pasará dentro de dos horas. Aquí nos alimentamos del aire –literalmente-. Y debo estar atenta a la próxima bocanada de aire que entre. Me ha explicado todo el proceso para no morirme de hambre. Cambiando de tema, el tío que me explicó todo esto me suena de algo. Pero no sé de qué. Sólo recuerdo cosas que me eran importantes. Cómo mi banda de indie. Joder, les echo mucho de menos. Mierda, me estoy poniendo sentimental. Y no, no quería ponerme sentimental, porque soy una chica en coma, y las chicas en coma no son sentimentales, son algo así cómo, no sé, algo así como de carácter muy a lo “Hey, you’re my rocker spirit, the air that breathe my bones!” –diciéndoselo a su súper Fender Telecaster ‘72 Deluxe de  color negro, obviamente. (Es una guitarra por si nadie lo sabía)-. Os dejo por  unos minutos, está entrando una bocanada de aire.
 Han pasado tres minutos, así que fijaros el hambre que tenía. Esperad…, ay, joder, no lo creo…, estoy viendo, estoy viendo a, a mi… a mi último ex-novio. ¡Ay, joder! Creo que es él. Sí, es él. Joder. Joder. Joder. Vale, me rallo, lo sé. Viene hacia mí. ¡Viene hacia mí! ¿No os describí a mi ex? ¿No? Qué mal. Veamos, es rubio, tiene el pelo liso, un poco largo, y casi siempre va despeinado. Mide 1,80 y es muy pálido, como todos los que vivimos en Reino Unido; es delgado, tiene dos piercings en el labio inferior (uno a cada lado, obviamente) y casi siempre viste con sudaderas y  jeans. Creo que me ha reconocido. Y él tiene ropa. ¡Tiene ropa! No es justo. Yo solamente tengo ésta asquerosa sábana. Enseguida os cuento, si es que me reconoce o no.
 Nota importante (1): Buscar ropa 
Nota importante (2): Preguntarle a mi ex novio algo acerca de mi pasado, y sobre el suyo. 
Nota importante (3): Cumplir los puntos anteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario