lunes, 31 de diciembre de 2012

Collection of little Blood: Girls Just Wanna Have Fun – XII


En esa sala en la que entramos David y yo, había un trono (pequeño, con un cojín rojo y dorado) en el cuál estaba sentado un enorme gato gordo mientras acariciaba la cabellera de esa zorrupia (Alicia, ejem) como si fuera su mascota. Vislumbré a Fatcat colgada de una de las enormes paredes rocosas, en una jaula y encadenada.

-¿Quiénes sois?-maulló el gato gordo, asqueado.
-Una es la que sería una amenaza y eliminamos; el otro su ex novio, mi señor.-respondió ella. La miré mal. 

David me susurró: “cuando oigas mi melodía ponte a cantar”. No comprendí en aquel momento lo que quería decir aquello, hasta que se puso a silbar la melodía de la famosa canción “Girls just wanna have fun” de Cindy Lauper. Y entonces me puse a cantar la letra de dicha canción. Al gato le dio como un ataque al cerebro y se cayó encima de Alice, la cuál murió aplastada por el peso del gato. El gato estaba muerto cuando nos acercamos. Liberamos a April, la cuál nos abrazó cariñosamente a los dos, pero cuando preguntamos por el resto, su rostro se ensombreció.
            -Los dieron como sacrificio. Están muertos, muertos, más que muertos, exorcizados.-La devolvimos el abrazo, hasta que una luz resplandeciente nos cegó.

<<Gracias. Habéis conseguido devolverle el color a este espacio-temporal. Tengo un regalo para ti May October.>> Decía una voz masculina en nuestras cabezas. <<Volver arriba, a ser humana>>, aclaró la voz. Fatcat me dijo que debía volver, que sino lo aprovechaba, lo probable fuese que el gato resucitase y me utilizaría. Yo asentí, y la luz iluminó mi cuerpo, y comencé a ascender. Hasta que en mi mente grité a manera de explosión, diciendo << ¡Espera! Quiero despedirme>>. Mi cuerpo volvió a descender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario